Últimas etapas 2

jueves, mayo 12, 2016 Sandra B. 0 Comments

¡Hola otra vez!
Os voy a comentar algunas cositas más sobre las últimas etapas de los gusanos de seda poniendo como ejemplo mi experiencia del año pasado, como ya dije en Últimas etapas 1.

Foto 3
  Ya sabéis que a medida que crecen
 necesitarán hojas más grandes y en su
 última etapa necesitarán que les pongáis
 morera más de una vez al día. Estad
 atentos porque necesitarán fabricar la
 seda suficiente para hacer su capullo.
 Cuando comiencen a dejar hilos de seda por
 toda la caja significa que el momento se
 acerca y podéis hacer varias cosas:
 Leí que lo mejor era cambiar el fondo de
 la caja (que hasta entonces tenía papel de
 cocina) por papel normal, en el que
 escribimos. Cuando comenzaron a salir no me pareció tan buena idea y os diré por qué:

Las mariposas rompen parte del capullo con un líquido (las manchas marrones de las fotografías 4 y 5) para poder salir y esta sustancia cae también en el papel, que no lo absorbe, sino que se seca poco a poco. Una vez seco puede molestar, porque no se quita, claro, y es difícil evitar que pongan los huevos sobre la mancha. Si no estuvieran tan mezclados cebrados con blancos sería más fácil predecir cuándo saldrán del capullo, porque nacerían con una diferencia de tiempo menor y pasarían a la vez por las distintas etapas.

Esto, por cierto, me lo explicó AERCEGSA, la Asociación Española para la Recuperación, Conservación y Estudio del Gusano de Seda Autóctono. La verdad es que nunca hubiera imaginado que había asociaciones para la recuperación de las especies de gusanos de seda autóctonos, pero me alegré mucho de que las haya. Les envié un correo con fotos porque el gusano del centro de la Fotografía 1 dejó de comer y se quedó quieto, más gordo de lo normal y con un tono rosado. Me contestaron muy rápido y muy amablemente y como tenían interés en ver los capullos que hacían volví a hablar con ellos más adelante. 

Me dijeron que a veces pasa que algún gusano no hace capullo y que hace la metamorfosis descubierto. Por lo visto, esto es hereditario, así que si tenéis algún caso y no queréis que vuelva a pasar, si logra transformarse en mariposa podéis separarlo de los demás y simplemente que no se reproduzca. El que tuve yo se hizo más pequeño, marrón y comenzó a cambiar de forma, pero no consiguió acabar.

Foto 5
Cuando les volví a escribir, les envié una foto de los capullos de los gusanos cebrados y una de los blancos y me dijeron, una vez más, que están muy mezclados (eran blancos, amarillo clarito y amarillo fuerte) y por eso no eran todos iguales ni en forma ni en tamaño.

Al salir, lo único que hacen es reproducirse, no comen nada, y mueren entre una y dos semanas después. Os aviso de que ponen MUCHOS huevos, si el año que viene no queréis tener o queréis tener poquitos, mucho cuidado, separadlos porque de verdad que cada hembra pone muchos.

¡Y una última cosa! La mayoría de los que tendréis en casa estarán súper domesticados, así que rara vez vuelan.
Pero una cosa os tengo que decir, y es que yo creo que sí revolotean un poco... El año pasado una mariposa se salió de la caja, que estaba al lado de una vetana abierta y apareció en la pared justo debajo de la ventana, así que no sé cómo llegó ahí: ¿¿volando o trepando por la pared?? Misterio misterioso...

0 comentarios: